Contador web

miércoles, 30 de julio de 2014

Nuestros sueños son nuestros

   Siempre he creído que la felicidad que se siente en el corazón, por ejemplo, cuando se está enamorada, es bonito compartirla con los amigos o la familia. Pensando que van a sentir igual que una la felicidad tan inmensa que el alma tiene. Sobre todo cuando el amor es correspondido.
   Pero con el tiempo me fui dando cuenta de que no a todo el mundo le sienta igual cuando le cuentas que eres feliz. Algunas personas están celosas, otras sienten envidia, otras son tan incrédulas que quieren transmitirte esa misma sensación negativa.
   Así que, aún conservando algo de ingenuidad, que es muy buena para ver el mundo más bonito, decidí un día no contarle a todo el mundo los sueños que quiero compartir con quien amo. Siempre va a haber alguien que, de un modo u otro lo intentará estropear. No quiero decir que todo el mundo sea igual, por supuesto.
   Gracias por existir cariño, por quererme tanto y por dejarme quererte. Sigue creyendo en nuestra magia, nuestra conexión y nuestro amor. Yo lo hago siempre.

sábado, 12 de julio de 2014

Love is the Revolution

  Este mundo está cambiando, sin duda alguna. Y a una velocidad de vértigo. Y si nos paramos a observar un momento desde la mirada de un simple espectador veremos que se abre una brecha entre dos maneras de sentir, dos maneras de ver la vida.
  Una sólo basada en el deseo de tener dinero, cosas materiales, así porque sí. Trabajar hasta la extenuación para acumular ropa, coches, tecnología, cosas que puedan traernos la felicidad que no vemos dentro de nosotros, porque estamos distraídos. O quizá porque no estamos contentos en el fondo con nuestro verdadero yo y buscamos excusas para justificar nuestra presencia en el mundo.
  La otra, es la fuerza interior de los soñadores, los creadores de su propia vida. La fuerza de los valientes que se aman a sí mismos y se atreven a mirarse al espejo y decirse a sí mismos que empezarán a creer en su magia, que empezarán a realizar en sí mismos el cambio que quieren ver en el mundo. Aquéllos que creen en el Amor como revolución. En el Amor en todas las facetas de su vida.
   En el momento que hacen esa elección todo empieza a encajar en su vida con una precisión absoluta. Se llama sincronía. Armonía. Hacer milagros.
A hacer la revolución en el mundo a través del Amor.

miércoles, 2 de julio de 2014

Imagine

Imagine. Imaginar es soñar con los pies en la tierra. Es saber que se puede conseguir cambiar las cosas que nos indignan y nos queman dentro.
   Imaginar es hacer caso a la llamada del corazón que nos aguijonea para hacerle caso y vivir según nuestras creencias. Que no nos controlen nuestros sueños, nuestro amor, nuestras ideas.
   Que dejen en paz nuestra magia. Que está muy viva. Está en cada corazón que cree en ella. En cada nota de una buena canción de esas que nos ponen la piel de gallina, igual que la voz de quien más amamos en el mundo, sobre todo cuando nos nombra.
   Imagina y mira, que todo ya está en este bello planeta azul.
   Recuerda que el Amor es de esta Tierra. Se creó aquí y aquí ha de vivirse.
   Te quiero, mi magia. Mi música. No dejes de imaginar, de vivir, de amar. Gracias por existir

viernes, 16 de mayo de 2014

When you believe... / Heal the world

  Cuando crees en ti, en el amor, en que las cosas no tienen que ser ya como eran en el mundo, y que tú tienes la responsabilidad de que comiencen a cambiar las cosas, de repente se abren las puertas de la vida delante tuyo a medida que pasas.
   Hay una canción preciosa "When you believe" que en el estribillo dice "Pueden ocurrir milagros cuando crees". Y yo sé que es verdad. Porque la vida nos ocurre como la vemos, y si hay algo que no nos gusta, lo cambiamos, y lo que es más importante, ponemos por delante lo que realmente ha sido parte de nuestras verdaderas creencias.
   Y no sólo lo podemos hacer leyendo textos, escuchando canciones, o viendo documentales o películas de aquéllos que creyeron (y creen) que es su responsabilidad hacer algo por cambiar las cosas. Eso está muy bien, porque escritores, músicos, directores de cine, activistas, y muchos otros, nos inspiran cada día con sus distintas formas de expresión.
   Pero también está en nuestras manos hacer que esto cambie para bien. Si no nos gusta cómo funcionan las cosas, tanto en nuestro entorno más cercano, como a nivel global, siempre va a haber una llamada interior cada vez más fuerte que nos pide actuar, creer que es posible hacer magia a diario, mirar a los ojos a la gente para mostrarles que nos preocupamos por ellos, que los vemos como seres humanos, y que, por supuesto, también, como tales, nos respetamos igual a nosotros mismos.
   Sueña en grande, y con mente y corazón de niño. Y cree que esos sueños se pueden cumplir, siempre con los pies en la tierra. No dejes que te prejuzguen, critiquen, o insulten por seguir el camino que te lleva de la mano a vivir lo que te corresponde. Esas personas que lo hacen, o no creen que la vida es de los valientes, o se resisten a marcharse de donde ya no deben estar, o no sabemos qué.
Y nunca, nunca, te rías de los sueños de otros, ni siquiera de los tuyos propios. Recuerda que el Universo siempre conspira a favor de la gente buena y luminosa, limpia de corazón y llena de Amor, hacia sí mismos, los demás, y al precioso Planeta Azul donde vivimos.
Feliz Vida. A creer...

miércoles, 14 de mayo de 2014

El alma se refleja en el cuerpo.

   Hoy estaba reflexionando sobre las mujeres que se retocan partes de su cuerpo, o la cara, o todo. Y cada vez más jóvenes. ¿Por qué lo hacen? Quitando aquéllas personas que han sufrido un trauma, accidente, etc., tienen cicatrices, han sufrido los estragos del cáncer o algo similar, muchas otras lo hacen porque no se quieren a sí mismas. Porque recurren a lo artificial y a los demás para hacer un trabajo que es su responsabilidad. La gran parte de ese trabajo empieza por aceptarse a sí mismas como son, y encontrar su propia luz interior. Respetarse a sí mismas, y a los demás de paso. Aceptar el paso del tiempo pero no llevarlo a su extremo. Las cosas materiales tienen entropía (se van degenerando con el tiempo y los efectos del planeta) pero los seres humanos tenemos espíritu, alma, y somos capaces de revertir ese efecto. Nuestro ADN tiene una magia que no podemos imaginar, y la mente está sólo a un 10% de sus posibilidades.
   ¿Dónde está nuestra capacidad de creer, de vivir lo extraordinario? ¿De soñar con los pies en la tierra para hacer realidad ese cambio que necesitamos?
   De verdad ¿vamos a dejar que otros se salgan con la suya y que sean los que se permitan criticar nuestra identidad?  Les vamos a permitir que no nos podamos ver bellas como somos y que no nos dejen reflejar eso hacia afuera. No sabéis hasta que punto transforma la luz interior a alguien que la reconoce en sí mismo y se atreve a reflejarla hacia afuera.

   Mirad, queridas: muchas veces un pequeño número de mujeres son las peores enemigas de su propio sexo. Las razones, no merece la pena decirlas. No viene al caso.
   Me estoy dando cuenta últimamente de que es muy valiente reconocer quien realmente somos, y reflejar nuestra propia luz hacia afuera. Hacer magia cada día en nuestras vidas e intentar "tocar" un poquito aunque sea, la vida de los demás, sobre todo de quien amamos. Trascender el miedo, la rabia, que inunda el mundo. Sonreír desde el corazón, aceptarse uno mismo, quererse cada día más. Esa es la mejor cirugía. Te aseguro que es posible parecer más joven sólo con amar nuestra propia luz.